Juntas de accionistas y sesiones de Directorio: ¿son necesarias las formalidades de sus procesos? – El Mercurio Legal