NUEVA DEDUCCION TRIBUTARIA EN EL OFICIO NÚMERO 1370 DE FECHA 16 DE MAYO DEL AÑO 2019

NUEVA DEDUCCION TRIBUTARIA EN EL OFICIO NÚMERO 1370 DE FECHA 16 DE MAYO DEL AÑO 2019

 

Maria Soledad Diharasarri

El Servicio de Impuesto Internos a través del oficio número 1370 de fecha 16 de mayo del año 2019, trata la deducción como gasto tributario, del pago de indemnizaciones legales por años de servicios, correspondientes a trabajadores que han sido traspasados de una sociedad a otra, dentro del mismo grupo económico.

 

De acuerdo al articulo 31 de la ley de impuesto a la renta, la renta líquida imponible se determinará deduciendo de la renta bruta todos los gastos necesarios para producirla que no hayan sido rebajados en virtud del artículo antes mencionado, pagados o adeudados, durante el ejercicio comercial correspondiente, siempre que se acrediten o justifiquen en forma fehaciente ante este Servicio. 

A través de múltiples pronunciamientos el Servicio ha establecido que para que un gasto pueda ser calificado de necesario para producir la renta y, por consiguiente, susceptible de ser rebajado en la determinación de la renta líquida imponible, debe reunir los siguientes requisitos copulativos:

  1. Que se relacione directamente con el giro o actividad que se desarrolla;
  2. Que se trate de gastos necesarios para producir la renta, entendiéndose esta expresión en el sentido de lo que es menester, indispensable o que hace falta para un determinado fin, contraponiéndose a lo superfluo; 
  3. Que no se encuentre ya rebajado como parte integrante del costo directo de los bienes y servicios requeridos para la obtención de la renta;
  4. Que el contribuyente haya incurrido efectivamente en el gasto, sea que éste se encuentre pagado o adeudado al término del ejercicio;
  5. Por último, que se acredite o justifique en forma fehaciente ante el Servicio de Impuestos Internos.

 

El caso en consulta consiste principalmente en saber si procede la deducción como gasto la indemnización legal por años de servicios pagada a trabajadores que han sido traspasados de una sociedad a otra, dentro del mismo grupo económico, sin el concepto de continuidad laboral, establecido en el artículo 4, inciso 2° del Código del Trabajo. A juicio de este Servicio si, en definitiva la indemnización es financiada por el empleador original y el nuevo empleador, en forma proporcional al tiempo de permanencia del trabajador en cada empresa, pertenecientes ambas a un mismo grupo económico; y del convenio o acuerdo celebrado entre las partes, se desprende claramente que su intención fue consignar que el trabajador conservará su derecho a la indemnización por los años trabajados en la antigua empresa cuando pasó a desempeñarse con la nueva contribuyente, considerando por consiguiente los años laborados en la primera, y cuyo pago tiene como fundamento una indemnización obligatoria de carácter legal, es procedente aceptar dicho pago como gasto, al corresponder tal desembolso, a la restitución de una indemnización legal efectuada por la segunda empresa por cuenta de la primera.

Lo anterior lógicamente, solo en caso que no se haya ya aprovechado como gasto el pago por indemnizaciones por años de servicio por el período trabajado para la primera empresa, por tratarse por ejemplo de una indemnización pactada a todo evento, de manera que en la especie se estuviese imputando dicho gasto dos veces a las rentas brutas de dos contribuyentes.


Array
(
)