NUEVA LEY ESTABLECE PAGO DE FACTURAS A TREINTA DÍAS

NUEVA LEY ESTABLECE PAGO DE FACTURAS A TREINTA DÍAS

 

Con fecha 16 de enero de 2019 ha sido publicada en el Diario Oficial la Ley N° 21.131, que establece el pago a treinta días, que modifica, entre otras, la Ley N° 19.983, que regula la transferencia y otorga mérito ejecutivo a las copias de las facturas.

Esta ley ha sido vista como una normativa que va en directo apoyo de la pequeña y mediana empresa.

En efecto, ella señala que en las operaciones en las cuales el vendedor, o bien el prestador de un servicio, deban emitir facturas, se deberá dejar constancia en el original y la copia, además del estado de pago del precio o remuneración, las modalidades de solución del saldo insoluto y, en su caso, del plazo de pago. Conjuntamente con ello, modifica el plazo de pago indeterminado que hoy existe y establece que – en sus dos primeros años de vigencia – el plazo de pago será a 60 días corridos. Este plazo se disminuye a 30 días corridos a contar del tercer año de vigencia la ley.

Sin embargo, este plazo para el pago no es absoluto, pudiendo las partes en algunos casos excepcionales pactar plazos diferentes, con algunos requisitos establecidos en la misma ley y que se refieren a que (i) el acuerdo conste por escrito, (ii) sea suscrito por quienes concurren a él, (iii) no constituya abuso para el acreedor, y (iv) sean inscritos en un registro del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, dentro del plazo de 5 días hábiles contados desde su celebración.

En caso de mora, es decir cuando el deudor no pague en el plazo acordado o dentro de los 30 días, se aplicarán intereses establecidos en la misma ley desde el primer día de la mora o simple retardo hasta la fecha del pago y deberá pagar una comisión fija de recuperación de pagos equivalente al 1% del saldo insoluto adeudado.

En todo caso, la misma ley le quita eficacia a las cláusulas que intenten demorar indebidamente el pago de la factura, en especial aquellas que le dan al comprador o beneficiario del servicio la posibilidad de modificar unilateralmente el contrato a su sólo arbitrio, las que contengan limitaciones absolutas de responsabilidad que puedan privar al vendedor o prestador del servicio de su derecho de resarcimiento, las que establezcan intereses inferiores a los señalados en la ley, las que establezcan un plazo de pago contado desde una fecha distinta de la recepción de la factura y las demás que señalen las leyes.

Establece además que serán inoponibles a los cesionarios las notas de crédito y débito emitidas respecto de facturas irrevocablemente aceptadas.

Finalmente, se modifica la Ley N° 20.169, que regula la competencia desleal, estableciendo que se considerará como un acto de competencia desleal el establecimiento de cláusulas abusivas en desmedro de los proveedores, el incumplimiento sistemático de deberes contraídos con ellos o de los plazos dispuestos en la Ley N° 19.983 para el cumplimiento de la obligación de pago del saldo insoluto contenido en la factura.